Páginas vistas en total

martes, 18 de noviembre de 2014

EOLO TRIUNFANTE

Imperial, inmenso, inmisericorde.
Así nos ha acompañado Eolo en nuestra salida vespertina, azotando nuestras narices, sin mas propósito que aquel de dificultar en lo máximo la fluidez de nuestro pedaleo.
Como míseros seres humanos, despojados de cualquier alarde celestial, sucumbimos al poder inigualable de Eolo, nos postramos de hinojos ante su triunfal existencia.
Nadie lo puede frenar, solo él, solo el querer detenerse...y hoy no ha querido.
Ruta que ya intuía dura. Aconsejo al Doctor X adentrarnos en Collserola por la vertiente breve, dura, repentina, y hoy clemente, de Vallvidriera por la Plaza Borrás...pero el Doctor es hombre de idea fija...muy fija...quiere luchar con Eolo de tu a tu...para perder...
Remontamos el Llobregat hasta Molins, con mas miseria que alegría, con algún que otro vaivén, sobresaltos que aumentan la prudencia y disminuyen la velocidad.
El comenzar a ascender la Creu es un alivio, no es que Eolo nos abandone, pero si que su efecto se disipa bastante ante nuestro desnivelado rival.
Como represalia, en el descenso algún nuevo susto para recordarnos quien manda aquí.
Collserola nos da la bienvenida...
 ...un resguardo del viento...
  ...bonita tarde eso si...
...y bonita equipación...

No hay comentarios:

Publicar un comentario