Páginas vistas en total

sábado, 5 de enero de 2019

LA CABALGATA DE LAS VIEJAS GLORIAS

Hoy la grupeta ha recibido un hermoso regalo de Reyes, ha sido una de esas jornadas en las que uno se da cuenta de la suerte que tiene practicando este maravilloso deporte que es el ciclismo. La visita, el reencuentro, con unos amigos con los que hace tiempo que no pedaleabas, es un regalo que los Reyes Magos nos han ofrecido en esta matinal de viejas Glorias.
En las piscinas de Hospitalet nos reunimos Alberto, Roberto, Mariano, Poci, Javi P, yo y la primera sorpresa Jaime Gómez, llegado desde Francia dispuesto a disfrutar de unos días en la madre Patria disfrutando de su familia, su sol...y su grupeta.
En la rotonda de las Filipinas nos aguarda otro reintegrado al Grupo, el amigo Joaquín luciendo una motorizada montura...al momento otra sorpresa, el Gran Presidente Nicolás Camarero, el prohombre de la bicicleta, el Leonardo del cicloturismo, se une a este ya nutrido pelotón que circula entre chanzas y tertulias.
Y aún hay más sorpresas, el lesionado Miguel también se nos junta en el canal de Casteldefels...y así pasamos las costas, con una tráfico infernal y una buena marchica.
Varios amigos emprenden el recorte al alcanzar la Maladona, despedimos a Roberto, Alberto y Javi P...en Sitges se da la vuelta Joaquín.
Proseguimos hacia Molanta y en el tramo entre San Pedro y Cañellas recibimos la visita del Ilustrísimo Manolo Mago Tusino...fiesta completa.
Ni el pinchazo de Mariano representa problema, y lo reparamos entre risas y cachondeo.
La tertulia es UCI Pro Tour y no decae en ningún momento.
Descubrimiento de sterratto (mejor dicho campo a través) por Viladellops, el Mgo hace de guía turístico por este interesante lugar.
Para llegar a Molanta nuevo tramos sin asfaltar y tomamos un ligero refrigerio y una pantagruélica charla mientras degustamos los cafés.
Tras el avituallamiento nos deja Manolo.
El resto proseguimos por Olesa y Can Prunera a fin de escusar el intenso tráfico del Ordal.
En Corbera nos deja el amigo Nicolás.
Hospitalet nos aguarda y hasta Eolo nos regala unos kilómetros más que favorables.
Es el momento de despedirse de Jaime, aquí le aguardaremos hasta su próxima visita...o quizás nos veamos antes...la grande montaña nos aguarda.
P.D. Gracias Reyes Magos.





























No hay comentarios:

Publicar un comentario