Páginas vistas en total

domingo, 1 de diciembre de 2013

CODILLO DE ESPAÑA POR LA GRACIA DE DIOS

Parafraseando la frase que se acuño en las monedas durante casi cuarenta años, inicio una breve reseña de una nueva cena que celebramos ayer.
En nuestro punto de reunión habitual, el restaurante Romesco, nos aprestamos a dar buena cuenta de una nueva sesión codillera.
Ni que decir tiene que, ademas del buen yantar, la compañía fue exquisita.
Velada, una vez mas, inolvidable, y en la que ya se hacen planes para nuevas reuniones en un futuro próximo.
 Que preciosa imagen...
 ...Edu ¿un poquito de pan?...
 ...belleza por doquier...
 ...mas belleza, por fin Eva vino a una codillada, pero con bistec...para que Fernando no sufra...
 ...el plato de nuestro marítimo amigo Francisco José...
 ...dos hermanos...
 ...dos...dos...dos...eso pues dos...
...y esto es una factura de las que se entienden, como tiene que ser.

2 comentarios:

  1. Hola Gabriel, ese codillo tiene una pinta exquisita. Donde está el citado restaurante?, tus noches crapulescas... me dan envidia!!! jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está detrás de la Boquería...es un restaurante de "currantes" buena comida en calidad y cantidad.

      Las noches crapulescas son el contrapunto ideal a la bici.

      Eliminar