Páginas vistas en total

domingo, 9 de noviembre de 2014

MULTITUDINARIA MULTITUD

Nuevo domingo de grupeta.
De nuevo nos juntamos con ganas de rodar en la soleada mañana...soleada por poco tiempo.
Primer entreno invernal de la temporada...invernal no por la temperatura, si no por la ruta a seguir, esa que nos lleva por las costas del Garraf y su increíble micro clima tropical.
Salimos Sergio, el Poci Team al completo, Roberto, Mariano Grimpeur y un servidor.
Anuncian en salida que tanto Sergio y Roberto deben recortar ruta, las obligaciones familiares los secuestran una matinal mas. Pero por eso de la compensación (kármica), nos espera un nutrido pelotón compuesto de diferentes grupetas del Bajo Llobregat.
La época invernal por esta zona tiene en la masiva presencia de ciclistas en las costas, uno de sus alicientes mas sabrosos. A decir verdad uno tiene la impresión de que en estos días la prestación ciclística es superior a la de otras épocas del año, en que tenemos un estado de forma un tanto mas afinado, y que nos permite soportar las altas velocidades con las que atravesamos esta carretera con una mejor compostura...pero bueno, a nadie le obligan a correr.
Rápida autovía empujados por un vientecillo posterior muy generoso. Al paso por La Pava, se nos unen ya estas grupetas, y saliendo de Castelldefels ya formamos un impresionante pelotón que se incrementa, aún mas si cabe, con algún grupo de ciclistas que absorbemos en nuestra aproximación a pie de Costas.
Tal como se inicia el sinuoso terreno comienza el baile. Ritmo más que exigente desde el inicio, algo que no me incomoda, prefiero que se limpie el grano de la paja antes que nos adentremos mas en las Costas.
Al paso por la Maladona quedamos adelante apenas media docena de ciclistas. Ahora viene el descenso donde mas el tráfico que la velocidad produce los cortes de rigor. Y es que hay que reseñar el bochornoso día de mequetrefes al volante que hemos padecido...no se si es que el domingo les dan suelta, pero ha sido lamentable.
Sin cesar la prestación, entre arreones, tirones y repechos, alcanzamos la villa de Sitges, aquí nos concentramos a esperar a los rezagados.
Momento en que unos tiran para un lado y otros para otro, otros vuelven ya para casa, otros alargan ruta...
Yo continuaré con Mariano Grimpeur en la ruta que vía wasap habíamos pactado...pero no sin antes tener la clásica confusión cuando estas con tanta gente comentando la jugada...uno se despista, el otro también...y por poco no nos encontramos.
De la muchedumbre pasamos a la pareja perfecta...dos.
Iniciamos la tertulia que antes, merced al sofoco, era imposible de tener. Ya no cesará en toda la mañana, mañana que por cierto se ha oscurecido, las amenazantes nubes que se veían al inicio de costas en lontananza, están aquí.
Paso alegre por el Casino rumbo al bar de nuestras chinicas favoritas.
Rápido y frugal refrigerio y de nuevo a la carretera, alguna gota nos advierte de no bajar la guardia.
Nuestras dotes meteorológicas, afinadas durante años y años de ciclismo, indican que vamos sobre el filo de la precipitación.
Buen ritmo de vuelta, el viento de nuevo se muestra generoso. 
Costas rápidas, adelantando ciclistas, en un momento estamos de nuevo el Port Ginesta.
Proseguimos por el paseo marítimo, hoy la autovía no la pisamos de vuelta, al abandonar este nos metemos en los huertos desde donde nos plantamos en el Prat.
Hospitalet ya está aquí, justo al paso por la Torrasa la precipitación hace acto de presencia, no hemos librado por los pelos...que grandes meteorólogos somos...
 Antes no he podido sacar ni la cámara...
 ...selfie multitudinario...
...una bandera nos guía...
 ...aún con la pantorrilla al aire...
  ...genio y figura...
 ...vuelta de costas...
 ...vienen la nubes...
 ...y la lluvia...
 ...hay que dar un puntito mas...
 ...los huertos en domingo...
 ...remanso de paz...
 ...entre lechugas, alcachofas y demás hortalizas...
...con un ojo en las nubes...por si acaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario