Páginas vistas en total

jueves, 16 de julio de 2015

ALGO HE DE DECIR DEL TOUR

Bueno, acaba el tríptico pirenaico del Tour 2015 y solo se me viene una palabra a la cabeza: Decepción.
Y no es que me esperara una vorágine de ataques y más ataques...pero alguna cosita más si...
Tras la brutal subida de la Piedra de San Martín algo más creía que haría Froome, si uno sube así un día, al siguiente puede hacerlo igual...o mejor, ya que los rivales no solo gastan y van peor, si no que mentalmente algo se tienen que venir abajo.
Me hubiese gustado un ataque de Froome en el Tourmalet...pero no pudo ser, supongo que su medidor de watios no se lo aconsejó, o los chóferes de los flamantes Jaguars del Sky, pensasen que dos días seguidos se iba a notar demasiado...y mira por donde yo pienso que lo que se les ha notado demasiado ha sido lo del martes. Cuando uno está bien, esta bien, sobre todo cuando le metes más de un minuto, al que se te queda mas cerca, en los últimos seis kilómetro de un duro puerto del Pirineo...y si uno está con esa forma al día siguiente ya cierra la puerta, y punto.
La forma de obrar del Sky solo alimenta la sospecha.
Hasta un escéptico como yo en el tema de los famosos motorcitos, empieza a tener la mosca detrás de la oreja...y más que mosca, o moscardón es un tábano gigantesco.
¿Por qué los motorcitos? llamadme mal pensado pero al corredor ya lo miran mucho y es un riesgo muy grande, amén de la soledad jurídica del corredor. El motorcito es mas "seguro". Dudo, y mucho, que la UCI, aunque encontrara una bici con el motor instalado diga algo...por una sencilla razón, las marcas de bicis son los principales apoyos económicos de este circo y el perro no muerde la mano de quien le da de comer.
Pero dejemos las sospechas.
Hoy en Plateau de Bielle por lo menos ha ganado el andorrano más español del pelotón, una alegría...y al final, algo de "movimiento" ha habido...pero el regusto, a pesar de la victoria española sigue siendo agridulce...

Y para compensar el tedio del Tour, salgo a rodar con la compañía de Nacho. El dúo de los alegres separados ha sembrado de clase y fuerza la sierra de Collserola, sin olvidar en ningún momento la tertulia. Un verdadero placer.
Siempre ruedo en buena compañía...
 ...Creu de Olorde, comienzo...
 ....creu olorde, final...
 ...un arreón y ya está...
 ...seguimos en la recién iniciada canícula...
...vuelta por donde hemos venido...

No hay comentarios:

Publicar un comentario