Páginas vistas en total

sábado, 28 de noviembre de 2015

GRUPETA EN MODO SÁBADO

Nada que parece que seguimos rodando solo en sábado. Los domingos parecen ya olvidados, casi son ya dos los meses en que no realizo ruta en domingo...curioso.
Hoy la justificación era obvia, mañana por nuestros cuarteles de invierno se desarrolla la romería BCN-Sitges, romería de loables intenciones pero a la que nunca he acudido...y dudo que alguna vez acuda...y no por elitismo, si no que por miedo. En las ocasiones que nos hemos cruzado con este evento realmente he sentido pavor, y es que la presencia de mas de un bisoño ciclista, crea situaciones que ponen en peligro la integridad física de cualquiera que se asome a tal acto...pero dicho esto, alabo la iniciativa y me parece fenomenal...pero yo no voy.

En las piscinas de Hospitalet nos reunimos Sergio, Jordi y yo. Mucho tiempo hacía que el buen Jordi no rodaba con nosotros...pero empieza el frío y aquí le tenemos. En el campo del glorioso Centro de Deportes Hospitalet nos aguardan Javier y David, sorprendidos de lo puntuales que somos...aunque David ha visto rápido la causa...
Vivo ritmo por la autovía, la temperatura es baja, pero perfectamente soportable con ropa ligera. Casi sin darnos cuenta nos enfrentamos a las costas. Justo al inicio se nos une un nutrido (y joven grupo de triatletas) muy activos aunque bastante noveles a la hora de rodar en grupo. Al paso de la Maladoneta ya les dejamos atrás. Buen ritmo en la Maladona, eso sin, sin estridencias...pero adelantando a todos los ciclistas que nos salen al paso, tónica que continuamos ya hasta Sitges, no sin antes dar cuenta de alguna avispilla lanzada por algún torete que calcula tan mal las distancias como las fuerzas.
En Sitges se vuelve para casa Sergio, víctima de los recortes familiares. El resto vamos hacía Molanta.
La aproximación la realizamos por la plácida ruta de Cañellas, buena tertulia y fenomenal mañana la que se ha quedado...más primaveral que invernal.
Frugal refrigerio y de nuevo al asfalto. Es hora de remontar el Ordal, la única dificultad que nos queda ya en la jornada. Subida que afrontamos con igual talante que la aproximación a Molanta. Vencido el Ordal solo nos queda descenso y cómodo llaneo ayudados por el viento camino de Hospitalet.
Un gran sábado en gran compañía.
 Por la autovía...
 ...pelotón grupee...
 ...que vienen, que vienen...
 ...venga que voy echando fotos...
 ...preciosa mañana...
 ...la chica tiraba...
 ...en Sitges era primavera...
 ...será que siempre es primavera en Sitges?...
 ...Por Cañellas...
 ...en modo tertulia...
 ...el repecho del castillo de Olérdola para otro día...
 ...ya olemos a café...
...ya nos lo hemos ventilado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario