Páginas vistas en total

sábado, 3 de marzo de 2018

UNAS HUMEDADES, UNA TRESENA Y UN PINCHAZO CABRÓN

Sábado con Grupeta en modo tresena. Hoy solo somos de la partida Mariano, Miguel y yo, deserciones varias ante el húmedo amanecer...otra seca jornada será...
Retrasando un poco la salida a la espera que el asfalto filtre un poco más la abundante lluvia de la madrugada, en las piscinas de Hospitalet nos citamos con Mariano.
Rápidamente encaramos la autovía, sin cesar en nuestra ávida tertulia, en el canal olímpico nos aguarda Miguel, el pequeño Rodríguez.
Paso de costas en compañía de otras grupetas, de esas que lo dan todo, incluso con los huesos en el asfalto a falta de medir bien la situación de la carretera y de la vida misma...que cada uno arriesgue lo que quiera, pero que no cree peligro donde solo debe haber diversión..total para ocultar las carencias físicas no es necesario jugarse la vida en una caretera con tramos muy mojados aún.
Pero los tres intrépidos ciclistas de la grupeta acabamos indemnes el paso de costas y encaramos, traviesos, el paso del Casino y Cañellas, hoy vamos a pegar un bonito puyazo a esa costera dura y pronunciada llamada Daltmar.
Iniciamos subida con pinchazo del pequeño Rodríguez...pero no quiere reparar y aguanta hasta  el peor tramo para parar, Mariano y yo le esperamos arriba...hay reparamos oportunamente.
Avituallamiento sufragado por el cumpleañero Mariano, no pasan los años por el.
Y regreso directo por el Ordal ya que entre el retraso de salida y el pinchazo, la hora se nos ha echado encima.
Una bonita mañana de ciclismo que alguno se ha perdido.












No hay comentarios:

Publicar un comentario