Páginas vistas en total

sábado, 21 de abril de 2018

LA SOLEDAD DEL CORREDOR DE FONDO

Jornada sabatina en que me esperaba compañía...pero los sábados parecen ahora vetados por la grupeta, así que me ha tocado salir en soledad. Cómo se añora al amigo Alberto el Hipster!!! pieza clave en mis sábados ciclísticos...y en las locuras que los suelen acompañar, así llega el buen tiempo.
Desde aquí, que soy sabedor que sigue el Blog, un fuerte abrazo.
Encaro mi ruta, pequeños trazos había esbozado, pero al rodar en solitario voy a dejarme llevar por las sensaciones y en función de estas ir hacía un lugar u otro...es lo bueno de salir solo....aunque a mi, tras rodar toda la semana en solitario, espero con ansia el fin de semana para poder compartir tertulia pedalística, pero será para otra ocasión.
Remonto el Llobregat con un viento empeñativo al máximo, por momentos me replanteo todo el trazado, llegado a Olesa, con más esfuerzo del necesario y no precisamente por la prestación atlética sino por la dificultad eólica añadida, decido variar un tanto mi ruta y subo a Esparraguera prosiguiendo hacia el Bruc y Can Masana, dejando para otro día la aproximación por Colbató. Acabo el puerto con mejores piernas de las que llevaba en Olesa, buena señal.
Toca descender por Marganel.
En Castelvel empiezo la segunda subida de la jornada hacia Rellinars y el Obac. Igual tónica que en el bruc acabando mejor que empezando. La mañana es una delicia y hay que aprovecharla.
Bajo a Tarrasa y me toca decidir por donde accedo a Hospitalet, veo el desnivel, la hora y el viento y me decido a subir por las tres ollas a la Cruz de Olorda. Gran decisión ya que subo muy cómodo y sin agobios de tráfico a pesar de se sábado. Y lo mejor es que concluyo la jornada con un desnivel acumulado de más de 2.000 mts.
Y para los más prespicaces: efectivamente hoy he estrenado la nueva equipación Cabra Biker.















No hay comentarios:

Publicar un comentario