Páginas vistas en total

sábado, 14 de abril de 2018

SEVENTH SON OF A SEVENTH SON - 30º ANIVERSARIO


Esta semana se han cumplido los 30 años de la publicación del para mi, y para muchos, mejor y más grande álbum de los Iron Maiden.
Un trabajo que en su día sufrió las críticas de los "puristas" metaleros de fines de los ochenta, hoy transformados en inanes seguidores de la música indy o vete tu a saber que estilo snob y aburrido. Fue mi primera separación del Metal periodístico, a la que han seguido muchas otras, esta quizás por mi juventud, fue la más radical y la que a la larga más me señaló el camino. Leer las críticas en las "biblias del metal" de finales de los ochenta era atroz. Hoy quienes escribieron eso están, en muchos casos renegando de la música que marcó su juventud...
A mi, desde la primera audición, me cautivó, fan como fui, soy y seguiré siendo de los grandiosos Maiden me pareció su mejor obra hasta entonces, muy superior al The Number of the Beast o el Powerslave. Ya venía alertado de las feroces críticas a los chicos de Steve Harris tras el Somewhere in Time, otro disco muy bueno, pero que no alcanza las cotas de perfección del Seventh-
En este trabajo los Maiden consiguen algo que hasta el momento nunca habían logrado (y que difícilmente han vuelto a conseguir), que todos los temas del álbum sean muy buenos, excelentes diría yo, sin los altibajos habituales de sus trabajos. Mezclan perfectamente temas rápidos y "comerciales" con otros más "densos".
Trabajo que se presenta como disco conceptual, pero sin caer en las pretensiones de otros mastodontes metaleros de la historia, con la sencillez de los Maiden, sin mayor intención que elaborar un disco divertido...y lo consiguen.
Es el segundo trabajo en que la presencia de los sintetizadores tomaba relevancia musical, y si ya les cayeron palos en el 1986, en el 1988 fue brutal. El calificativo de "vendidos" se extendió por la comunidad Heavy, casi fue los más suave...hoy esos críticos "puristas" duermen el sueño de los justos musicales...
Para mi era contradictorio escuchar tales críticas ante una obra maestra, pero lo cierto es que no me dejé influir, aunque tampoco (he de confesar) publicité mucho mi predilección por este álbum, fue algo así como un amor prohibido. Y el paso del tiempo, el único juez inexorable, fue colocando cada pieza y a cada uno en su sitio...y creo que hasta los propios Maiden apartaron un tanto este trabajo de sus directos. Hoy lo han recuperado al 100%.
En otras entradas musicales me he adentrado en un análisis canción a canción, hoy no quiero centrarme en un tema u otro ni descubrir una cierta predilección por este o aquel tema. Todos me gustan y apasionan.

En definitiva, y para ir acabando, una OBRA MAESTRA, que quien no ha escuchado debería hacerlo, y quienes ya la conocen, revisarla.
30 Años ya...y me parece que fue ayer, en fin seguimos con el Metal...algo que muchos de los entonces "gurús" del Heavy no pueden decir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario