Páginas vistas en total

miércoles, 13 de junio de 2018

REPITIENDO EL DOMINGO

Ruta calcada a la dominical. La causa, como no, la inestabilidad del tiempo...y Eolo.
La grata sorpresa de la tarde ha sido rodar en la compañía de una bella y simpática ciclista que ha dejado alto el pabellón de las féminas y a la altura del betún el de los pobresionales que hoy tanto abundan por la carretera. Es un gustazo compartir kilómetros con quien no ve al compañero de ruta como un rival, hemos unido fuerzas y risas ante la violencia frontal de Eolo...algo que hace unos años, muchos ya, era lo habitual, cuando en bicicleta íbamos muy pocos...hoy la moda es el ir enfadado, no saludar y creerse bueno...y los buenos son muy muy muy pocos, tan escasos como los diamantes...
Lástima que solo hemos compartido una docena de kilómetros, pero se agradece poder recuperar la esperanza en el ciclismo, nuestro deporte...aunque regresando a casa el pobresional de turno me ha devuelto a la realidad...












No hay comentarios:

Publicar un comentario