Páginas vistas en total

miércoles, 14 de noviembre de 2018

¿Y POR QUÉ NO UN RAT PENAT?

Eso mismo me he dicho esta tarde mientras encaraba mis pedaladas  por la autovía.
Y es que tras dos días de plano absoluto, el gusanillo de la escalada se apoderaba de mi...ir hacía colserola es una opción que, debido al tráfico en la zona de los colegios, cada vez me da más pereza realizar...solo me quedan Begas...y el Rat Penat...y mira por donde he elegido la opción más exigente.
Vivimos tiempos en que el ciclismo (y siempre me estoy refiriendo al de los ciclodeportistas, no al profesional que este como en una mesa aparte) se rige por parámetros demasiado "científicos" olvidando el alma de nuestra afición. El dios Watio hoy lo manda todo,con sus potenciometros, su biomecánica...cualquier mindundi se cree correr el Tour...y se olvidan de lo principal: la diversión.
Cierto que para diversiones colores...pero sacrificar la diversión en pos de un objetivo allá por el mes de junio me parece una atrocidad...si la preparación supone que las rutas ha realizar deben estar dirigidas por un cuadrante (que si hoy se sale, que si hoy no, que si no toca subir, que si hoy toca subir...) en lugar de por las ganas de divertirse, mal vamos.
Por tanto, como toda la vida he hecho,  he optado por la opción más divertida..y me he divertido en una primaveral tarde de otoño.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario